LA ARTISTA
Textos de la Artista

Yo llamo a mis dibujos jaulas de mis sueños, los caprichos intentan romper los barrotes de esa jaula, dar forma a los anhelos ilimitados e imposibles...

Pintar, pintar mucho sin influencia de nadie. ¡Si no es difícil pintar! ¡El pincel responde siempre!... El color, eso si es difícil. Si lo conociéramos (¡por qué habré nacido tan pronto!), para qué mezclarlos, por qué no emplearlos puros, como son, como deben de ser cuando la vista este preparada para resistirlos. Admiro el impresionismo cada día más. Son los precursores de esta gran inquietud que abrasa a muchos ya. Todo el afán del s XX me parece sublime, cada vez más grande.

(Extracto de cuadernos de Madrid, años 50)

Este es mi concepto hoy del arte. Quiero saber si cambio de opinión más tarde. El máximo eslabón que podría hoy subirse en ele arte de la pintura estaría formado así: la nobleza, la maestría y sinceridad de Velázquez.
La fuerza de la raza y facilidad de Goya. El alma y el intenso misterio de El Greco. El conocimiento y la grandiosidad de la forma de Miguel Ángel . El colorido de Tiziano. La ingenuidad, delicadeza y color del Angélico.
Con la suma de dos o tres de estos se puede formar los otros dos grandes que deben de figurar: Rembrandt y Leonardo. Pondré también a Rafael. Del Renacimiento francés, me parece que Manet.
No importa que sean unos anteriores a otros. Hablamos de eternidad, de espacios inmensos.

9 de marzo de 1942

Desde que comprendí lo que me pasaba, soy una artista libre. Pinto con ilusión lo que la gente ha definido con varios nombres: Figurativa, abstracto, pop-art, ismos, realismo mágico…, sabiendo como sabemos que todo es figurativo. No se inventa nada. Todo está en este mundo. Todo es barajar y anacronismo. (…)

28 de enero de 1966

Cuando al gran artista le preguntaron qué buscaba Cuando se ponía ante un lienzo dijo: <<Yo no busco, encuentro>>.
(…) Me parece que la gran libertad de un artista está en hacer en cada momento lo que sienta y lo que quiere. Y no vale la pena hacer el esfuerzo de recordar dónde se llega, para no moverse del sitio donde se está uno cuando está convencido de que se estuvo muchas veces en sitios que se dejaron. Yo pinto con ilusión siempre y creo que las distintas modalidades, conceptos, no se queman, no tienen meta. Se puede volver a etapas anteriores porque eso es la libertad del artista, pues en el espacio limitado con que cuenta va a llevar lo que ha retenido, porque ya lo ha visto o a encontrar lo que no esperaba.